Nueva ley que apoya la rehabilitación de edificios en España

En un impulso por fomentar la mejora de las propiedades, actualizar la eficiencia energética y realizar un mejor consumo de los recursos, el gobierno ha aprobado una nueva ley que entró en vigor el pasado 16 de junio y proporciona una serie de incentivos financiados.

La medida intenta conseguir una mejora necesaria y urgente por parte de la Unión Europea, comprometiéndose con viviendas energéticamente más eficientes y fuentes de energía sostenibles en todo el continente, otorgando además incentivos a los propietarios de viviendas y empresas, respaldados por un fondo de 450 millones de euros de NextGen, además de otros 1.100 millones de euros adicionales aportados por el Estado español a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

También, parte de la motivación especialmente a nivel paneuropeo, es sin duda disminuir la dependencia de los carburantes fósiles (rusos) y aunque esto pueda llevar años, igualmente forma parte de un impulso ambiental enfocado a reducir el desperdicio de energía mediante un aislamiento insuficiente, niveles de construcción o mantenimiento deficientes o maquinaria antigua con mal funcionamiento, como calderas, sistemas de aire acondicionado y calefacciones obsoletas o que son defectuosos.

Incentivamos para modernizarnos

Para incentivar a propietarios de viviendas y administradores de fincas en España, la ley prevé un apoyo fiscal en forma de reducciones del IRPF a quienes mejoren y modernicen las infraestructuras de sus viviendas, siempre que las mejoras contribuyan a una mayor eficiencia energética e impacto positivo en el medio ambiente. La cuantía del apoyo fiscal es proporcional a las mejoras que se realicen y su coste.

Denominado ‘Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia’, la iniciativa ofrece deducciones fiscales de acuerdo al siguiente cronograma de mejoras a viviendas residenciales:

  • Reducción del 20% en el IRPF debido por obras que reduzcan el consumo energético en calefacción y refrigeración en un 7% o más
  • Reducción del 40% en el IRPF debido por obras que reduzcan el consumo energético en calefacción y refrigeración en un 30% o más
  • Reducción del 60 % del IRPF por obras que reduzcan el consumo energético en calefacción y refrigeración en un 30 % o más y/o pasen a los niveles A o B del certificado energético

La energía a la que se refiere el plan es no renovable, y además del apoyo económico, la nueva ley también prevé la rápida toma de decisiones en las comunidades de propietarios, además de la ejecución acelerada de mejoras, algunas de las cuales requerirán licencia urbanística y muchas de ellas dependerán de la financiación.

Únete a la discusión

doce − once =

Comparar listados

Comparar